Una de las decisiones más complicadas, para los padres, se produce cuando llega el momento de buscar escuela infantil, guardería o colegio para sus hijos. A continuación os damos unas claves para que la elección sea más sencilla.

Muchos son los que únicamente se basan en rankings, listados o clasificaciones, pero, desde nuestro punto de vista, se deben tener en cuenta muchas otras consideraciones, siempre pensando en el beneficio del niño y de su familia.

ELEGIR LA ESCUELA INFANTIL

Conocer la Escuela Infantil es fundamental ya que nos va a permitir valorar no solo las instalaciones sino también la “calidad humana” de los cuidadores y educadores. Si además, acudimos a visitar el centro en horario lectivo, podremos conocer de primera mano el trato con los pequeños, la empatía con los mismos, la sensibilidad, aspectos que solo se advierten cuando se observan directamente.

Los valores que se imparten en la escuela deben ser acordes con los propios valores de la familia ya que en este caso se van a ver reforzados. Tanto la Escuela como la Familia caminan en el mismo sentido.

La cercanía a nuestro domicilio, o a nuestro puesto de trabajo, también es importante. Aunque pueda parecer un aspecto secundario siempre es buena la proximidad ya que nos facilita la vida, especialmente cuando los días se complican. Desde nuestra humilde opinión residir cerca del Centro de Educación ayuda a los niños a integrarse mejor en sus barrios y localidades.

Al conocer el centro debemos descubrir si ofrecen actividades extra como puede ser la práctica de algún deporte, las salidas culturales y excurisones. Que los niños se acotstumbren a conocer otros ambientes les va a dar una visión más amplia del mundo.

El tiempo que lleve el Centro Educativo funcionando se postula también como un factor determinante. En muchas ocasiones los padres se dejan llevar por las impresiones que ofrece una escuela recien inaugurada y obvia que es más determinante que otra lleve años y años ofreciendo sus servicios. Cuando un Centro de Educación Infantil lleva años abierto significa que lo está haciendo bien.

Por último podríamos reseñar la facilidad para comunicarnos con la escuela. Si los padres se sienten en sintonía con la escuela es porque existe feedback entre ambos: escuela-familia. Contar con información de nuestros hijos es tarea que nos deben facilitar desde el propio centro ya que en muchas ocasiones son, precisamente, los educadores los que van a advertir algún cambio o modificación de la conducta de nuestros hijos.