En el Centro Educativo Infantil Tete tenemos claro que, tanto los padres como los educadores, debemos caminar juntos para alcanzar el mejor desarrollo para los “peques”.

Sabemos que educar no es una tarea única de los docentes sino más bien de las familias y que los educadores apoyamos y ayudamos a reforzar todos los valores que se deben inculcar en los niños.

ASPECTOS QUE REFORZAMOS EN NIÑOS Y NIÑAS

La Escuela Infantil Tete tiene la ambición de conducir a cada uno de los niños y niñas a que cobren conciencia de sus poderes sensorio-motores y creadores, de sus posibilidades de expresión y de comunicación y de sus primeros pasos intelectuales desde la más temprana edad posible.

Dada la ratio de niños y niñas/docentes que seguimos en nuestro Centro, pretendemos favorecer que el proceso sea lo más individualizado posible, potenciando al máximo las capacidades de cada uno de los niños y niñas.

Pretendemos crear un clima educativo sin distinción de continuidad entre el Centro y la familia, evitando las vivencias de doble aspecto pedagógico, como en el caso en que la jornada del niño o niña fuese dividida por un ambiente escolar completamente contrario con el que respira en su casa.

Ofrecer un entorno lo más estimulante, sin colocar barreras frente a sus posibilidades y no estableciendo fronteras a sus capacidades.

Crear una imagen relajada, en la cual la educación se convierta en un placer esperado, más bién que en una prueba generadora de ansiedad. Mostrarse paciente, comprensivo y alentador.

Evaluar el crecimiento y desarrollo integral del niño o niña para marcar los objetivos a conseguir y actividades a realizar en las técnicas de estimulación.

Utilizar el juego como base metodológica de la educación infantil, realizando rincones de juego que brinden al niño o niña la oportunidad de descubrir, explorar, investigar, comunicar e intercambiar, contribuyendo al desarrollo de aspectos como:

  • creatividad: capacidad de crear y transformar a partir de la experimentación ofreciendo soluciones diferentes.
  • autonomía: ser capaz de pensar por sí mismo, con sentido crítico, teniendo en cuenta varios puntos de vista.
  • sensibilidad: interiorización de sentimientos y sensaciones.
  • comunicación: expresión de sus intereses, motivaciones, preferencias y sentimientos.

Crear un clima que favorezca el respeto por sí mismo y las demás personas, la actitud de ayuda y colaboración, la educación por la paz y la coeducación; así como establecer programas estructurales de autonomía y debilidades sociales que sean el Centro de la dinámica cotidiana.

Capacitar en el dominio de un segundo idioma en beneficio de una mayor diversificación de la estructura de la inteligencia para desarrollar la flexibilidad del pensamiento y favorecer la fluidez y originalidad verbal.

Proporcionar al niño o niña, desde sus primeros momentos, las habilidades necesarias facilitadoras del aprendizaje de la lectura comprensiva y la expresión escrita como medio de interacción con el ambiente y las demás personas.

Estimulación musical para desarrollar las capacidades cognitivas, emocionales y motrices del niño o niña.

Nuestro Centro pretende colaborar positivamente creando una educación coherente con las necesidades reales de cada niño o niña y con la realidad social en la que se encuentra inmerso.

Prestaremos especial atención a la diversidad de los niños y niñas respetando las diferencias que puedan existir entre ellos, tanto físicas e intelectuales, como culturales o religiosas.

Fomentar el respeto y defensa del medio ambiente.